Sierras de la Ventana - Alojamientos | Cabañas | Hoteles | Info

 

Sierra de la Ventana

Mostrando artículos por etiqueta: sierra de la ventana
A+ R A-

Como tradicionalmente realizamos todos los años al cierre de la temporada estival en nuestras sierras, les brindamos a continuación, nuestro análisis estadístico comparativo.

Te presentamos la auténtica historia de Darwin en nuestras sierras, donde nos narra su excursión en primera persona y paso a paso. Nos brinda detalles y precisiones que dan pistas de los lugares en que estuvo, como así también los acontecimientos que por aquellos tiempos se suscitaban con los indios y el ejército. Traducido por nosotros mismos de la bitácora original de su viaje a la patagonia, un material inédito en la web, ahora en un especial del Portal de Turismo que no podes perderte de leer.


Domingo 8 de setiembre de 1833

Después de haber obtenido el permiso para los caballos del gobierno del general Rosas, partí de Buenos Aires. La distancia es de unas 400 millas. El clima era favorable, pero notablemente nebuloso; Yo pensé que era el precursor de un vendaval, pero los gauchos me dicen que es el humo del campamento a gran distancia que está en llamas. - En la primera parada a 4 leguas, la llanura sin arbustos pero con variada importancia. - La segunda parada está el Río Sauce, un río pequeño, profundo y rápido, de no más de 25 pies de ancho. Es muy intransitable aquí y toda la distancia al mar, y forma por este medio una barrera útil contra los indios. Donde el camino cruza, a una legua más arriba, el agua no llega al vientre de los caballos. El jesuita Falkner, en cuya información, sacada de los indios, es en general bastante correcta. En su mapa, lo convierte en un gran río, mar que nace en los Andes. Creo que tiene razón, dicen los soldados, que en pleno verano hay inundaciones, al mismo tiempo que en el Colorado; Si es así, está claro que debe haber un canal para el agua de la nieve, aunque probablemente esté seco durante la mayor parte del año.


El valle del Sauce, parece muy fértil, tiene una milla de ancho, hay grandes extensiones de un nabo salvaje muy parecido al Europeo, son buenos para comer, pero más bien agrio. Llegué aquí por la tarde, conseguí caballos frescos y una guía, y partí para la Sierra de la Ventana. La distancia era de aproximadamente 6 leguas, y el paseo interesante, ya que la montaña comenzó a mostrar su verdadera forma. No creo que la Naturaleza haya hecho una montaña más solitaria y desolada; Bien merece el nombre de aisladas. Su altura, calculada por la medida angular del barco, es entre 3 y 4000 pies, es muy empinada, áspera y fracturada. Está tan desprovista de todos los árboles, que no pudimos encontrar siquiera un palo para estirar la carne para tostar, nuestro fuego está hecho de tallos secos de cardo. La extrañeza de su apariencia se debe principalmente a su brusco ascenso desde la llanura semejante al mar, que no sólo sube al pie de la montaña, sino que separa las crestas o cadenas paralelas. La uniformidad de la coloración da gran tranquilidad a la vista. El gris blanquecino de la roca de cuarzo y el color marrón claro de la hierba marchita de la llanura no se rompe por los tintes más brillantes de un solo arbusto.


Cuando llegamos al pie de la cadena principal, tuvimos mucha dificultad en encontrar agua; Y tuvimos miedo de pasar la noche sin ninguno; Parece que todos los arroyos, después de fluir unos pocos cientos de metros en la llanura, se entierran; Al final encontramos algunos, estaba entonces oscureciendo y nos refugiamos por la noche. La noche era muy clara y fría, el rocío, que en la primera parte mojaba los yergas del Recado, estaba en el hielo de la mañana. El agua en la tetera era también un bloque sólido. El lugar donde dormimos no podría haber estado a más de 700 pies sobre el nivel del mar, de modo que supongo que los alrededores de la montaña causó este inusual grado de frío. La parte más alta de la Sierra se compone de cuatro picos en orden descendente. Los dos más altos de estos sólo se puede ver desde Bahía Blanca. En esta parte un reborde o sillita de atrás parece unirse, nuestro lugar de parada estaba al pie de esto.

(9 de setiembre)

Por la mañana el guía me dijo que ascendiera la cresta y que podría caminar a lo largo de su borde a la cumbre misma. La subida con rocas tan ásperas era fatigante; Los lados son tan accidentados que lo que se gana en uno de cinco minutos a menudo se pierde en el siguiente. Por fin, cuando llegué a la cumbre de la cresta, mi decepción fue grande al encontrar un precipitado valle, tan profundo como la llanura, que me separaba de los cuatro picos. Este valle es muy estrecho y los lados empinados; Forma un fino paso a caballo, pues el fondo es plano con el césped, y conecta las llanuras en cada lado de la montaña. Mientras lo cruzaba, vi dos caballos pastando. De inmediato me escondí en la larga hierba y comencé con mi telescopio a reconocerlos, como no pude ver ningún signo de indios, procedí con cautela en mi segunda ascensión. Era tarde en el día, y esta parte de la montaña, como la otra era empinada y muy accidentada. Estaba en la cima del segundo pico a las 2 de la madrugada, pero llegué con extrema dificultad; Cada veinte metros tuve un calambre en la parte superior de ambos muslos, de modo que yo estaba alarmado de miedo, no habría podido descender; También era necesario encontrar un nuevo camino a los caballos, ya que estaba fuera de la cuestión de volver sobre la montura. Me vi obligado a renunciar a los dos picos más altos; Su altitud era poco mayor y todos los propósitos de la geología fueron contestados; Ciertamente no valía la pena el peligro de cualquier esfuerzo adicional. Supongo que la causa del calambre fue el gran cambio en el tipo de acción muscular, desde el duro cabalgamiento hasta el escalar aún más difícil, es una lección que vale la pena recordar, ya que en algunos casos podría causar mucha dificultad. -

El hielo que en muchos lugares cubrió las rocas era muy refrescante y hacía superfluo el agua, que en realidad llevé a la cumbre en el rincón de un cabo de cuero indio. En general me sentí muy decepcionado en esta montaña; Habíamos oído hablar de cuevas, de bosques, de camas de carbón, de plata, de oro, etc, en lugar de todo esto, tenemos una montaña desierta de roca de cuarzo pura. Había esperado que la visión al menos hubiera sido imponente, no fue nada; La llanura era como el océano sin su hermoso color u horizonte definido. La escena sin embargo era de novela, y con un poco de peligro, como la sal a la carne, le dio un sabor. Que el peligro era muy poco era claro, pero mis dos compañeros hicieron un buen fuego, cosa que nunca se hace cuando se sospecha que los indios están cerca. Volví por un camino tan fácil, que si lo hubiera descubierto por la mañana podría haber alcanzado con facilidad el pico más alto. Llegué a los caballos a la puesta de sol, bebí mucho mate y fumé varios cigarritos, preparé mi cama por la noche. Sopló furiosamente, pero nunca pasé una noche más cómoda.

Por la mañana nos movimos razonablemente antes del vendaval, y llegamos sobre el medio del día a la Posta del Sauce. En el camino vimos un gran número de ciervos y cerca de la montaña un Guanaco. Creo que este último animal no se encontraría más al norte de este lado de América. La llanura que se apoya contra la Sierra está atravesada por curiosos barrancos, no tienen más de 20 pies de ancho y al menos 30 de profundidad; Hay muy pocos lugares donde son pasables.


(10 de septiembre) Pase la noche en la Posta, la conversación, como era de costumbre, fue sobre los indios. La Sierra de la Ventana, antiguamente, era un gran lugar de recurso para los indios; Hace tres o cuatro años hubo muchos combates allí; Mi guía estaba presente cuando muchos hombres fueron asesinados; Las mujeres escaparon en las monturas y lucharon desesperadamente con grandes piedras; Muchas de ellos se salvaron así.

(11 de setiembre)

Continuamos hacia la tercera Posta, en compañía del teniente que lo comanda. - La distancia se llama 15 quince leguas; Pero es sólo trabajo estimativo y siempre en general demasiado. El camino era poco interesante sobre una llanura seca de hierba, y en nuestra mano izquierda a una mayor o menor distancia había colinas bajas, una cadena que cruzamos cerca de la Posta. Antes de nuestra llegada a la Posta del Sauce habíamos conocido a una gran manada de ganado y caballos, custodiada por quince soldados, pero incluso se nos dijo que muchos se habían perdido. Es muy difícil conducir animales a través de estos campamentos llanos; Si un puma o un zorro viene acercándose a los caballos en la noche, nada puede impedir que se dispersen en todas direcciones; Y una tormenta tendrá el mismo efecto. Hace poco tiempo, un oficial salió de Buenos Aires con 500 caballos; Cuando llegó al ejército tenía menos de 20.

 

Poco después, el mismo día, percibimos una nube de polvo que partía de un grupo de jinetes que se acercaban; Mis compañeros percibieron a gran distancia, por el cabello, que eran indios. Los indios tienen a menudo un filete estrecho alrededor de sus cabezas, pero nunca ninguna cubierta; El largo pelo negro soplando a través de sus caras aumenta a un grado infrecuente la fiereza de su aspecto. Resultó ser una parte de la tribu de Bernantio que iba a una Salina a buscar sal. Los indios comen mucha sal, los niños la succionan como azúcar; Es un curioso contraste con los gauchos, que viven la misma vida, y casi no comen. Mis compañeros parecían pensar que no había el menor peligro de encontrarse con estos señores, y ellos lo sabían muy bien, pero oí al Comandante de Bahía Blanca decirle a uno de nuestros oficiales que le parecía inseguro que dos o tres los visitaran, aunque ellos se declaraban como los indios más amistosos...

 

Crónicas extraidas del Diario de Charles Darwin en el Beagle, y traducidas por Sergio Marto. Si compartes esta nota, por favor no olvides indicar la fuente del trabajo de elaboración y traducción.

 

Sergio Norberto Marto
Director del Portal www.sierrasdelaventana.com.ar
Copyright © 2016. Todos los derechos reservado.

Nevada de agosto en las Sierras

Sábado, 20 de Agosto de 2016 13:23

Una nueva nevada sorprendió las Sierras de la Ventana, en la mañana de hoy sábado 20 de agosto, registrándosé incluso la caída en la misma localidad de Villa Ventana.

Temporada invernal en la Comarca

Martes, 26 de Julio de 2016 18:42

La Temporada invernal comenzó con una importante llegada de turistas a las distintas localidades de la Comarca. Sin dudas un condimento muy especial en el inicio de las vacaciones fue la caída de nieve en la cima del cordón serrano, la cual deslumbro a todos los visitantes de la región e intensificó las reservas y las consultas en las oficinas de turismo.

Vacaciones nevadas en Sierra de la Ventana ?

Lunes, 13 de Junio de 2016 11:15

Comienza el tiempo de pensar en unas merecidas vacaciones invernales, transitando un año marcado por la incertidumbre económica a la hora de elegir qué rumbo tomar.

Orígenes de la Comarca

Sábado, 30 de Abril de 2016 10:08

La extensa región serrana conocida genéricamente con el nombre de Sierra de la Ventana, junto a la estación Ferroviaria homónima, están ligadas en forma decisiva al inicio y proceso histórico de nuestra Comarca.

Gacetilla sobre reciclaje y Puntos Limpios.

Lunes, 07 de Marzo de 2016 20:11

Sr. Vecino, recuerde utilizar bolsas verdes solo para reciclar:

Temporada 2016: Incertidumbre y moderación.

Martes, 23 de Febrero de 2016 12:00

Culminando otra temporada turística estival en la Comarca, presentamos nuestro tradicional análisis estadístico comparativo. Para ello, y tomando como datos de referencia el registro de visitas en nuestro anillo de medios web (Portal de Turismo).

El despertar de la naturaleza en las Sierras

Lunes, 28 de Septiembre de 2015 20:13

El invierno llega a su término con varios días de lluvia en su haber, y como consecuencia de ello, la primavera comienza con un esplendor potenciado en toda la Comarca de Sierra de la Ventana.

La Comarca Turística Sierras de la Ventana fue nuevamente uno de los destinos más elegidos durante el receso invernal que culminó durante el último fin de semana, de acuerdo con los datos brindados por la Secretaría de Turismo, Cultura y Deportes de la Municipalidad de Tornquist, a partir de los datos recabados en las oficinas de turismo del distrito.

Página 1 de 7

El Tiempo en la Comarca

Localidades

Prev Next
Villa Ventana

Villa Ventana

Villa Ventana, lugar de paz y sosiego... donde los sonidos de la naturaleza y el encanto de sus árboles, se exhiben con un esplendor diferente.

Leer todo
Saldungaray

Saldungaray

Es la ocasión de descubrir paisajes, tradiciones y costumbres, que marcaron la identidad cultural de la región. Aseguran con calidez sus habitantes que, al margen de la historia real, Saldungaray acuna otra historia, la que no se escribe, la que simp...

Leer todo
Villa Arcadia

Villa Arcadia

Villa Arcadia es un lugar recreativo que ofrece cosas sencillas pero de gran valor espiritual; . . . un lugar para conocer los grandes valores que el turismo encierra;

Leer todo
Sierra de la Ventana

Sierra de la Ventana

La Localidad de Sierra de la Ventana se encuentra a solo 560 kms. de la Capital Federal, ubicada al sudoeste de la provincia de Buenos Aires, en el corazón del fértil valle del Sauce Grande y custodiada por las sierras mas altas de toda la provincia,...

Leer todo
Villa Serrana La Gruta

Villa Serrana La Gruta

Lugar que emerge de la llanura entre pintorescas estancias y panoramas paisajísticos engalanados por la imponencia  de las Sierras de la Ventana. Pintoresco lugar ubicado a 35 kms. de Sierra de la Ventana y tan solo 3 kms. de la base del Cerro Ventan...

Leer todo

Mapa de la Región